Guía de los Rascacielos de Nueva York - Newyorkando

El alma de Nueva York son sus rascacielos, aquellos altos edificios que dibujan su reconocida línea del horizonte o skyline. Aquí les ayudaremos a planificar su recorrido por estos famosos edificios de Nueva York, no sólo los de mayor altura, sino también los clásicos y los históricos.

 

Rascacielos con observatorio

Para nuestro gusto son muy pocos los rascacielos que podemos visitar (por suerte hay otros buenos miradores de Nueva York), estos se reducen al:

Lobby del Empire State, Guía de los Rascacielos de Nueva York - Foto de Andrea Hoare - NewyorkandoCuando entren a visitar los edificios fíjense en los detalles, por ejemplo, en el ascensor del Empire State, cuya tecnología permitió la construcción de los rascacielos, además del trabajo del acero, el hormigón armado y el vidrio.

También en el Empire State, deténganse en el lobby, miren las lámparas, las molduras, los detalles del suelo, las escaleras, el marcador de los pisos del ascensor, en fin, un refinado ejemplo de decoración art decó de moda en ese entonces.

 

Edificio Chrysler, detalle gárgola. Foto de Andrea Hoare, Guía de Nueva York - Newyorkando

Esta refinada ornamentación no se queda solo en el interior de los rascacielos. El exterior de edificios, como el coronamiento y las aerodinámicas gárgolas del Chrysler Building, son otros ejemplos privilegiados del Art Decó.

Si les da curiosidad este movimiento de diseño vean la película Metrópolis (1927) de Fritz Lang, cuyos sets les transmitirán eficientemente la idea. De hecho, el director austríaco concretó la idea de su metrópolis, luego de un viaje que realizó a Nueva York en 1924, ciudad que inspiró el aura futurista-neogótica de la película.

 

Rascacielos de Nueva York clásicos

Los primeros rascacielos de Nueva York datan de finales del siglo XIX, en ese entonces fueron los edificios más altos de la ciudad:

Rascacielos más altos

En Nueva  York actualmente hay más de 50 edificios que superan los 200 metros de altura, así como un centenar con más de 150 metros. Muchos de ellos son de construcción reciente. A continuación tienen una lista de 10 rascacielos más altos de Nueva York que les recomendamos visitar, ubicados en el Downtown y el Midtown de Manhattan. Hagan click en ellos para más detalles:

 

  1. One World Trade Center: 541 metros, 102 pisos. 2014
  2. 432 Park Avenue: 436 metros, 89 pisos. 2016
  3. Empire State Building: 381 metros, 102 pisos. 1931
  4. Bank of America Tower: 366 metros, 55 pisos. 2009
  5. Chrysler Building: 319 metros, 77 pisos. 1930
  6. The New York Times Building: 319 metros, 52 pisos. 2007
  7. One 57: 306 metros, 79 pisos. 2014
  8. Four World Trade Center: 298 metros, 64 pisos. 2013
  9. 70 Pine Street: 290 metros, 67 pisos. 1932
  10. 40 Wall Street (Trump Building): 283 metros, 70 pisos. 1930
  11. Citigroup Center: 279 metros, 59 pisos. 1977
  12. 8 Spruce Street: 265 metros, 76 pisos. 2011
  13. Trump World Tower: 262 metros, 72 pisos. 2001
  14. GE Building (Rockefeller Center): 259 metros, 70 pisos. 1933
  15. City Spire Center: 248 metros, 75 pisos. 1989
  16. One Chase Manhattan Plaza: 248 metros, 60 pisos. 1961
  17. Edificio Condé Nast: 247 metros, 48 pisos. 1999
  18. Edificio Metlife: 246 metros, 59 pisos. 1963

Ya se comenta que afamados arquitectos contemporáneos como Calatrava (no se pierdan su Oculus, el nuevo WTC Transportation Hub), Gehry y Foster, harán pronto su contribución al skyline de Nueva York. La guerra de los rascacielos aún no ha terminado…

¿Qué es un rascacielos?

Un rascacielos es un edificio alto. Eso todos lo sabemos. ¿Pero sabían que para ser rascacielo basta con destacar en el entorno? Es decir, un skycraper de otro país, en Nueva York podría ser solo un pequeño complejo de apartamentos.

Pueden ver los rascacielos más altos de Nueva York desde el aire en un tour en helicóptero (más accesible de lo que piensan).

Guerra de los Rascacielos

El porqué de los rascacielos es simple: sacar el máximo provecho económico a un terreno escaso. Esto es lógico en grandes concentraciones urbanas con espacios limitados, como la isla de Manhattan.

Pero en Nueva York, esta razón no es la principal motivación de su famosa guerra de skycrapers de la primera mitad del siglo XX, sino otra razón mucho más emocional e icónica: la publicidad.

La compañía que detentara “el edificio más alto de la ciudad“, sería simbólicamente la más poderosa. La solidez de acero de dicha organización llegaría lejos, atrayendo teóricamente beneficios de imagen y financieros.

Este boom fue muy dinámico, especialmente en Nueva York donde se perfeccionó el arte de los rascacielos. El resultado está a la vista: magníficas estructuras testigos de la ambición humana mezclada con acero y buena ingeniería.

Museo de los Rascacielos

Si quieren profundizar en esta rica arquitectura vale la pena que visiten el Museo de los Rascacielos.

Otra forma de disfrutar de la vista de estos titanes de acero y concreto es desde un tour en helicóptero.

Comentarios y recomendaciones

comentarios

Para ahorrar dinerito te recomendamos comprar la New York Pass